Eternas reflexiones.

Ad natura: En paisaje nublado y oscuro, la melancolía campa a sus anchas. Sin señalar a nada, se acuerda de todo, vivos recuerdos o experiencias muertas, cualquier excusa le vale para apretar las tuercas al alma y exigirle un pequeño momento de duelo, una simple lágrima que caiga, mecida por el viento y animada por la gravedad, al intenso océano de la memoria. En noches muertas y lluviosas, es cuando el corazón del genio se sobrecoge por la cotidiana belleza del mundo y de sus pequeños detalles. Veneremos a los dioses de la vida, por habernos rodeado de naturaleza, pero no pidamos que nos veneren ellos por simplemente mantenerla viva, pues es misión innata del ser humano el vivir con ella en armonía.

Humildad: Vivo valiente el presente, en paz con el pasado, y el futuro se viste de deseos, posibles, claro, pues lo imposible no existe. Soñar es de supuestos perdedores, a los ojos de quién está encadenado a la vanal idea de que no hay nada que hacer. Yo les digo: pongan sus sueños en el mostrador de la mente, propónganse dotarles de amor y anhelos, riégenlos con el esfuerzo diario y, sigilosamente, sin ser impaciente ni escuchar burlas ajenas, se dará cuenta, de repente, que la vida es como ustedes quieran que sea…si creen en la magia, la verán; si creen en la justicia y la libertad, se aplicarán…siempre y cuando sean consecuentes, y hagan lo propio consigo mismos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s