Cabilando.numero Ocho …verborrética…

Escribir, escribir, escribir…me atrapa y me aterra,
más cuando lo hago, a la vida me aferra,
Cronos se hartó de mí, esperando,
a que escribiera una simple línea, después de tanto,
soy vago, ¿qué hago?, si más que con Dionisos, con Morfeo el tiempo paso.

Demasiadas divinidades, para una vida tan mundana,
hablemos pues de todos, hablemos entonces de nada,
charlemos del bien o del mal, de si existe o no la moral,
de si cada uno piensa por sí mismo, o todos pensamos igual,
de si la verdad existe o no, o si nos ve o nos controla un Dios.

Pongamos en portada nuestros anhelos, lancemos al abismo el temor,
vivamos la vida ya en serio, o acabará siendo un horror,
¡sueña, sueña compañero!traspasarás la realidad,
y con el apoyo valiente del deseo, los escollos atravesarás,
la vida te lo pondrá en bandeja..solo tienes que soñar.

Aplica en la vida tu quimera, ¡ánimo! Ponla a rodar,
que si de bondad y valor tu la dotas, no dudes que triunfará,
respetando siempre a todos, psicodelia, verdad y libertad,
justicia y todos esos rollos, entelequias que se han de aplicar,
pues en el mundo en que vivimos, mucho hablar y poco actuar.

Experiencias psicotrópicas, fábulas cargadas de símbolos,
ves la muerte, ves a Dios, ves a Gaia y sus hijos,
tocas la verdad, hueles la paz, escuchas la libertad,
las puertas de la percepción, muy bien Jim, las hemos de atravesar,
hay mil mundos ahí fuera, quitémonos la venda adquirida, ¡salgamos a vivir!

El tiempo solo agobia, cuando no tienes nada que hacer,
aunque tengas mil idas de olla, persevera en dotarlas de piel,
piel visible que deje plasmadas en el mundo tus ideas,
aunque luego se te critique, aunque después nadie las lea,
siempre quedará un humilde guiño, para no desviarte del camino.

Todo fluye, panta rei, paranoias del Heráclito,
yo las creo, mas ahora me encuentro en pleno método socrático,
la radicalidad me impuse, después de haber sido autómata,
a lo admitido yo me enfrentaba, y lo sabido vapuleaba,
caí en la misma ignorancia, que ahora me ayuda a crearme desde dentro.

Amigo, no seas agua, que con el tiempo se encenaga,
sé tu mismo y punto, fluirás mejor que la lava,
subirás, bajarás, te caerás, pensarás, errarás, aprenderás…
la vida es un continuo batallar contra el mal y la ignorancia,
asíque viaja hacia el Mahatma, y aprende el bien con perseverancia.

Del poemario “Cabilando

Olivier Boigandreau

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s