Sindergüenza.

Ya estamos otra vez. El paternalista y prohibicionista gobierno socialista quiere prevenirnos del “mal de la piratería” y para ello quiere privarnos del derecho fundamental de acceso a la cultura, criminalizando el intercambio de archivos a través de redes P2P, que es completamente legal siempre que no haya lucro.

Para ello, en un movimiento quijotesco, ha puesto como Ministra de Cultura a Ángeles González-Sinde, la de “Mentiras y gordas”, la guionista, digo, no la que las dice. Si bien parte del error de considerar el intercambio de cultura entre usuarios como hecho criminal. No, señorita ministra, adalid de los gestores subvencionados, no es criminal, si no hay lucro, y al no haber lucro yo puedo hacer lo que quiera con su obra…aunque, claro, nunca he visto nada suyo, porque no me interesa: el cine español es un agujero negro con ciertos y contados brillos. Si no avanza es por el parasitarismo que hay, y las pocas oportunidades que se les dan a los jóvenes creadores. Un cine subvencionado por el Estado, una industria manchada por la “opinión” de ciertos jerifaltes, es una industria que no va a avanzar, y a la que no le interesa avanzar, pues si me dan dinero por hacer bazofias..¿para qué voy a crear obras de ARTE?.

Y ahora una pequeña estrofa:

“SINDEscaro nos la cuelan,

SINDEscargas que nos dejan,

SINDEmora lucharemos

para que la libertad prevalezca.”

En la Red ha habido un rechazo generalizado al nombramiento de la nueva ministra. Yo acabo de firmar ahora una petición al gobierno en la que se pide la dimisión de una mujer que, por las declaraciones previas a su nombramiento, no puede ser juez y parte en el debate de las Redes P2P. También han surgido diferentes webs, como Sindescargas o Sindemocracia, y diversas iniciativas en redes como Twitter o Facebook(parece que no solo sirven para dárselas de tener una vida hiperdivertida y superguay).

Una buena noticia: la vaguería de los diputados franceses ha supuesto la caída en desgracia de la ley en la que Sinde se iba a basar para hacer sangrar nuestra libertad. ¡Olé!. Y no sólo eso: Victoria Abril, entre otros muchos artistas franceses, han firmado un manifiesto en el que rechazan de pleno esa ley represiva. Parece que allí la cultura no es un simple panfleto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s