No pasa nada y pasa un mundo.

Escena de la bella y gran película “Lugares comunes”, dirigida en 2002 por Adolfo Aristaráin. Luppi siempre con  sus demoledores y sentidos discursos, recomiendo fervientemente que vean esta película, para vislumbrar lo que daría a llamar el espíritu de 1789, muerto en mismo año, visto lo visto en la actual sociedad, donde ni libertad, ni igualdad ni fraternidad cuentan para nadie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s