Inmigrantes somos todos.

Vuelve a ponerse de moda el tema de la inmigración, gracias a que nuestros políticos, que no representantes, quieren quitar nuestra atención de la precariedad social que nos espera y del agujero negro en el que nos introducen, y convertir a los que huyen de la muerte en auténticos “chivos expiatorios”…

Tengo, pues, que volver a poner en primera plana el artículo que ya publiqué en Septiembre de 2009, llamado “La dualidad Emigrante-Inmigrante”, con datos bastante esclarecedores.

Ciudadano, no te fíes, porque igual en unos años tienes que emigrar a Asia con tu corazón rojigualdo herido de muerte y tu honor hecho añicos, y los gobernantes del Partido PP.SOEZ en sus casas riéndose de tu marcha. Aquí rechazabas trabajar de barrendero y dejabas los trabajos basura para quiénes necesitaban de verdad pan y techo, allí dónde vas no tendrás ni derechos y los empresarios de allí, como los de aquí, no tendrán problema en pagarte un mísero sueldo por horas y horas de trabajo…

El problema, amigo, no está en la precaria vida de los de abajo, sino en la precaria ética de los de arriba.

Así mismo, comentaros que existe una Teoría llamada “del Chivo expiatorio”, que a nuestros políticos y, sobretodo, a los medios de incomunicación, les encanta aplicar con el ciudadano de a pie. ¡Tan interesante!: La Teoría Mimética de René Girard.

Y las culpas, para el negro,

para el raro y el extraño.

“Vendo tus ojos al miedo,

quedas ciego en el rebaño”.

"Los Bohemios", Olivier Boigandreau
Anuncios

2 comentarios en “Inmigrantes somos todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s