Lenguaje onírico.

(más textos desempolvados, esta vez uno de tintes surrealistas)

Que no te hipnoticen sus polarizaciones.

Habitaciones de edificio forman parte del pasillo.

Dalai Lama busca con sangre lo que algo como el sexo no le da.

Fumaderos de ideas y amistad.

Belleza se consigue tras apego a ser uno mismo.

Robé un coche. No supe donde lo aparqué, en esa ciudad de dos pisos.

Desapareció esa chica y me echaron las culpas. Yo sólo guardé mis cosas en su maletero.

Con mi hermano hablaba de la dualidad vital y las dudas, y, tras un raro escaparate, ví a quién perseguía.

La estancia se llenó de monjes, yo mismo era uno de ellos, pero de mayor rango o independencia.

Iniciaban un viaje junto a los que me perseguían, pero sentía respeto de ellos y por ellos.

Gané la partida con mi naturalidad, diéndose ellos cuentas del despotismo de su líder.

Olivier Boigandreau

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s