Musicoterapia.

Saltan por los aires los límites mentales al conocer nuestros poros los ritmos volcánicos del dubstep, se levantan los brazos mientras nuestro cuerpo se contornea inconscientemente hacia el éxtasis más voluminoso. Eléctricos y eclécticos bombazos sonoros hacen que el cerebro desconecte de toda realidad para adentrarse en una especie de sueño multimóvil en el que sólo prima la diversión. Veneno nocturno sin necesidad de aderezo, estamos ante el regreso del paganismo, del culto a la tierra a través del baile.

Pronto en Segovia y Gomorra debería haber una de estas. Con ustedes el monstruo de las galletas, el tipo que trae la oscuridad:

Cookie Monsta – Ginger bubs

Cookie Monsta – Badman A Talk

Anuncios

Un comentario en “Musicoterapia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s