Olas y Bifanas #El paraíso está a la vuelta de la esquina

Sentado frente al mar en una playa desierta, se supone que debería hablar de la eternidad que representa el mar, de la bella luz del sol, de lo suave de la arena o de lo inspirador de la brisa… pero ahora mismo sólo puedo pensar en las avispas que me rodean, así que voy a morderme la lengua.

(OB)

Días de pausa y sensación.

En la cápsula del tiempo lento

hacemos todo lo que podemos.

Una vida en un día de pausa.

Sólo entonces te das cuenta

de qué poco haces a diario,

o de que lo poco que significa

significa todo.

Dos cables de luz

que sólo se entrecruzan si los miras.

(PR)

Las olas.

Olas de noche y de día.

Siempre las olas.

Te elevan, te arrastran, te llevan…

¿Sabrán que estamos aquí?

¿Será posible influir en su curso,

mientras se rompen en tí?

Creo que hoy he aplastado una ola

con mis ocho pies.

Y mientras el sol se pone

dentrás de una palmera,

ellas siguen llegando.

Siento fuerte la vibración bajo mis ocho pies.

En cualquier lengua el peligro.

En cualquier lengua el cansancio.

Feliz, si puedo serlo en mi lengua,

de estar cansado después del peligro

que supone retener un momento.

Mis ocho pies han detenido el tiempo.

(PR)

Días de sol en nuestros ojos y arena en los bolsillos.

Las olas rompieron nuestra rutina para mostrarnos el camino marcado: la eterna tranquilidad que nos lleve a obtener la fuerza del mar.

Ciertas veces el agua llega turbia, pero no hay más que alejarse un poco para observar que la mancha es un pequeño “pero” dentro de una inmensidad de oportunidades.

Días de luna enfocando y alumbrando uno de nuestros tantos actos, el penúltimo de este particular viaje al corazón de unos y otros.

Farola colgante y presente que vela por nuestros sueños y por los de quienes nos rodean: esos árboles y arbustos que son capaces de crecer sobre arena de playa, la misma que un día está y al otro ha preferido marchar.

Hay que ser valiente para plantar tu hogar en semejante mar de dudas, o quizá confiar en que se puede crecer en cualquier lado, siempre que sepas quién eres.

Días de cabañas y hoyos, de construcción y destrucción, de creación y amor.

Días paradisíacos escuchando el eco nocturno de nuestros propios sueños.

(OB)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s