Poder genital a.k.a Borrok-art.

Ayer por la noche estaba leyendo las noticias de periódicos de “diferentes” opciones políticas y, tras echar un vistazo a cada crónica, acababa leyendo los comentarios de los lectores, que es donde, realmente, se vé de qué pie cojea el periódico, o la realidad de nuestro país.

Cuando caminaba por El País o por Público, esperaba simplemente que los lectores sólo alcanzaran a dar cera al Partido Popular, que es lo que se le da bien a los votantes del PSOE. Y, cuando andaba por El Mundo o por Libertad Digital, esperaba lo mismo, pero al revés, es decir, gente dando cera y quejándose del Partido Socialista, que es lo que se le da bien a los votantes del PP.

Pero no. No voy a negar que existieran comentarios que iban por la línea “esperada”, pero he de ser honesto y comentar algo que me alegró mucho: en los medios de la “izquierda” muchos comentaristas hablaban de lo infame que resultaba ver a los dirigentes del PSOE diciendo que “están con nosotros”, con los ciudadanos, que “hay que tomar la calle”, cuando hace menos de un año eran ellos los que estaba recortando, aplicando leyes represivas y haciendo de fiel geisha ante los bancos, nacionales e internacionales. Y más me sorpendió todavía cuando, en los medios de “derecha”, muchos de los lectores gritaban, con cierto pesimismo post-traumático, contra el endurecimiento de las leyes del Gobierno de Rajoy, por la indefensión ante “la casta política y sus amigos los bancos”, por la pérfida subida de impuestos y la tomadura de pelo que supone hacernos pagar dos veces los servicios que ya pagamos con (los elevadísimos) impuestos.

Al ver ese panorama, inútil al voto útil, abierto en soluciones, pesimista con los líderes de cada uno, receloso de TODOS los políticos (que son más que todos los bomberos, médicos y policías españoles juntos), una casta de incompetentes, sin importar el color, que parecen no querer salvar la situación del país, sino salvar la suya propia, arreglarse su futuro en el campo privado a través de favores realizados con el dinero de todos en el campo público, hacernos pagar dos veces la sanidad y el transporte, decirnos que no hay dinero para mantener carreteras pero sí para contratar familiares, comentarnos que hay que ver lo “corruptos que son los otros” mientras se contruyen villas enormes en terrenos protegidos o hacen chanchullos con el caviar (supongo que colombiano) que increiblemente no existe en una ciudad portuaria…

Al ver este panorama, y ver que la guerra no es contra las agencias de calificación ni los mercados (ni siquiera contra la Dama Merkel que tanta austeridad profesa, sabiendo que la deuda española es principalmente privada), y que la batalla que plantean “nuestros representantes” es contra nuestra calidad de vida, contra nuestra vida democrática, contra nuestro empleo y contra nuestro propio sentido común, he decidido abrir un pequeño espacio llamado Borrok-art.

Se trata de un “proyecto intermitente de subversión libertaria” que pretende hacer las delicias de todos aquellos que no tienen fé ciega en un líder o en una ideología, de todos aquellos que no dejan de lado la crítica y el pensamiento a la hora de analizar la realidad, un espacio que denuncie la farsa del paradigma izquierda-derecha que todo el engranaje mediáticopolítico apoya sin fisuras. Porque el cambio se está dando y ambas opciones políticas están practicando una forma despreciable de hacer política: el autoritarismo. Azuzando la ceguera de sus masas por medio de discursos vacíos y carentes de toda lógica, que muestran una realidad maltratada, manipulada, en la que cada opción dice ser la mejor opción para llegar al poder y, cuando lo toma, se comporta de la misma manera: mintiendo, reprimiendo, tomando el control de los medios y haciendo favores a los amiguitos. Creando castas, dejando de lado al agente principal que le ha otorgado ese poder: el ciudadano.

Porque el paradigma actual es Autoritarismo versus Libertarismo, Paternalismo Vs. Autonomía del individuo.

Y es así que he creado estas dos primeras píldoras subversivas que pretenden igualar comparativamente las actitudes de dos déspotas que, uno en honor a la revolución y otro en honor a la patria, cercenan (el franquismo sociológico es visible todavía) la libertad del individuo y su capacidad de autoadministrar su vida, sin necesidad de que ningún endiosado líder le diga como hacerlo. Vendrán los amantes de ambos generales a decirme lo que quieran, a justificarme sus acciones. Me da igual.

Les presento a los Genitales Castro y Franco. Porque el poder es genital, y todo dictador es un güevon. Porque nadie, en nombre de nada, puede aplastar a las personas, sea físicamente, o sea ideológicamente. Sea a través de la manipulación o sea a través de la desconexión con el resto del mundo. Sea por culpa del imperio, o sea por culpa de la conspiración judeomasónica.

Porque no necesitamos generales, sé tu propio comandante. Y porque en Mayo nos jugamos mucho como para andar con el jueguecito del “Y tú más”.

Anuncios

8 comentarios en “Poder genital a.k.a Borrok-art.

  1. miradosveces dijo:

    Enhorabuena!
    Ya hace tiempo que me paseo por aquí y siempre encuentro cosas interesantes. Este nuevo proyecto, Borrok-art, me ha sacado una carcajada. Gracias por compartirlo.
    Un saludo!

    • Olivier Boigandreau dijo:

      Muchas gracias miradosveces!
      Primero por pasarte devéencuando por esta pequeña cala mental.
      Y lo segundo por haberte sacado una sonrisa con la propuesta de borrok-art. Llevaba tiempo pensando en ponerle cara de genital a los generales y ahora que pillé un Pc con photoshop le dí un poco de caña y ya de paso abro el chiringuito borrkart :)
      Un saludo!!!!!!!!

    • Olivier Boigandreau dijo:

      Muchas gracias Nuria.
      La verdad que tienes toda la razón, y pensé lo mismo un par de horas después de publicarlo, dije: “coño (nunca mejor dicho), si los genitales no sólo se refieren a lo masculino”. Pero bien es cierto que luego pensé: “un momento, el poder genital, tal y como lo conocemos ahora mismo, no lo aplicaría una mujer, por lo que poner un genital de mujer en un dictadorzuelo sería un fallo muy grande”. En los matriarcados no suele haber guerras, ni tampoco concursos para ver quién la tiene más grande. Mira los bonobos, un matriarcado que resuelve sus conflictos con amor. Y mira las mujeres que gobiernan, como Merkel, que tienen que elegir una imagen andrógina, o como la Espe, que tiene que comportarse como el más cerdo machista para ser respetada por parte de su electorado (“el aborto no es un derecho, es una aberración”). Por lo que, sin ánimo de discriminar, creo que más bien le pondría un coño en la cara a gente como Gandhi, como Luther King o como Lennon. Sería una buena acción también.
      Y bueno, con esto no digo que las mujeres no tengan genio, o no sepan solucionar conflictos. Con esto digo que utilizan más la lógica y la empatía que los hombres.
      Gracias por pasar por esta cala mental!
      un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s