Cambiar el mundo sin tomar el poder.

Vídeo recogido de Antigonia.

Pequeño documental realizado por Marcelo Expósito en el que John Holloway nos da varios términos que nos ayudan en la búsqueda de una revolución que no pase por el control del Estado, ya que “el Estado es una forma de organización que, por su historia, su detalle administrativo, sus fuentes de ingreso, está profundamente integrada a la reproducción del capital”.

Un vídeo que remueve el actual concepto de revolución, tan manido por revolucionarios que una vez tienen el poder, se olvidan del pueblo.

Léxico familiar: cambiar el mundo sin tomar el poder (retrato de John Holloway), by Marcelo Expósito from antigonia on Vimeo.

Léxico familiar: cambiar el mundo sin tomar el poder (retrato de John Holloway) es un vídeo de Marcelo Expósito publicado —acompañado de un texto— en el número 0 de la revista latinoamericana online resonancias, accesible en la página web des-bordes.net.
Fue originalmente producido para un encuentro, Multiversity, ovvero l’arte della sovversione1, que tuvo lugar en uno de los experimentos innovadores de centro social que existen actualmente sobre el territorio europeo: S.a.L.E., en la ciudad de Venecia, que busca organizar políticamente a la “clase creativa”, intentando convertir la forma centro social en un espacio de producción que extraiga consecuencias de algunas de las discusiones que han tenido o tienen lugar en el territorio de las vanguardias y del arte politizado (¿es posible desplazar la lógica que contiene “El autor como productor” de Walter Benjamin a la construcción de una máquina política de producción artística y creativa que ayude a reforzar la virtual autonomía del trabajo vivo?)
Utiliza como materia prima, fundamentalmente, imágenes de los primeros momentos del alzamiento zapatista en enero de 1994, más una entrevista con John Holloway registrada en Puebla, en el año 2005. Dicha entrevista se mira en el modelo de todos los registros de imagen que buscan construir un vocabulario mediante el diálogo con un sujeto singular: el abecedario de Gilles Deleuze, que en 1987 se dedujo de la famosa conversación guiada magistralmente por Claire Parnet.
Léxico familiar: cambiar el mundo sin tomar el poder (retrato de John Holloway) transforma la pretensión omniabarcante que contiene el concepto de “diccionario” en algo más modesto: una tentativa de compilar algunas piezas del “léxico familiar” que conforma el lenguaje de los nuevos movimientos. Este léxico es mostrado de acuerdo con la manera en que Heinrich von Kleist sugería una elaboración paulatina del pensamiento a medida que se habla, mediante un procedimiento de conversación, encuadre y montaje que quiere mostrar literalmente cómo el pensamiento se corporiza; análogamente a como los conceptos políticos que inducen dinámicas productivas y transformadoras, que pueden ser apropiados por otros sujetos, y circular para ser verificados en las prácticas, no surgen de gestos aislados ni del pensamiento ex nihilo, sino propiamente de las experiencias, de los cuerpos y de las luchas en concreto.
El vídeo, por lo demás, se plantea tácitamente como una intervención en la polémica sobre la relación entre representación y política, fundamentalmente a partir de dos interrogantes. El primero, ¿es posible plantear un tipo de “representación” de la política que no piense aquélla como una abstracción codificada de ésta, es decir, que no se plantee como la traducción de una realidad previa a un código secundario, sino más bien como la producción de un sistema de códigos que se proponga ayudar a analizar en paralelo otro sistema de códigos, sin abandonar propiamente la experiencia política? Lo cual, inevitablemente, conduce a una segunda pregunta: ¿es posible hacer uso del sistema de códigos artísticos para pensar cómo la acción política se construye también a través de la producción simbólica; es decir, se puede ayudar a hacer legible, echando mano del acerbo contenido en la caja de herramientas compuesta muy trabajosamente por las experiencias de politización artística del último siglo, cuáles son las formas expresivas singulares del último ciclo de creatividad política, buscando no una artistificación de éstas, sino justamente trabajar en su interior desde la especificidad de una determinada tradición que, quizá por convención, quizá de manera táctica, seguimos llamando artística?
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s