Poemas en el Libro Rojo de Prostíbulo Poético.

portada-libro-rojo-prostibulo-poetico

Hace un par de semanas me enteré de que a uno de mis alter-egos, Lesmes Rodilla, le habían publicado unos versos en el Libro nº 5 de Prostíbulo Poético, editado por Canalla Ediciones (Madrid).

Todo surgió el año pasado cuando, a través de Gonzalo Escarpa y mis prácticas en La Piscifactoría Laboratorio de Creación, Taxi se puso en contacto conmigo para participar en el Prostíbulo Poético que iba a llevar  a cabo en el espacio de Malasaña.

Sin pensarlo un momento, me apunté, pensé que quizá me sentiría más tranquilo con un personaje como tapadera, y creé a Lesmes Rodilla (el jodío ya ganó el Primer Premio de Artes Escénicas de Comercios Llenos de Vida Valladolid), “un rosarino al que balearon el orto en su barrio y desde entonces tiene un humor de culo. Vino a España a ganarse la vida como poeta.”.

Y el boludo ya ha publicado antes que yo :)

Aquí os dejo unas fotos de la presentación del libro durante la celebración del II Aniversario de la editorial, celebrado en Gruta 77 el pasado 1 de diciembre, y además os pongo los tres poemas publicados en el libro.

andrelo-lesmes-rodilla-prostíbulo-poético-gruta-77-presentacion

andrelo-lesmes-rodilla-y-merche-prostíbulo-poético-gruta-77-presentacion

Y los tres poemas:

“Bajo tierra”

Tantos ojos,

y parece que ni un alma.

“Sin gafas”

Hoy voy a salir sin gafas

para no ver más allá de lo inmediato

disfrutar tan relajado de un relato,

navegar por tu figura y tu retrato,

sin pensar lo que acontezca en otro lado,

observando lo que cerca esté pasando

siendo ciego totalmente a tus encantos

y ni dudar, por un momento, de tus labios.

Hoy saldré pues sin gafas,

para no ver que no estás,

para no palpar tu lejanía,

para chocarme con una farola

y que el dolor de tu ausencia sea tapado.

“Triste metáfora”

(esta en realidad es un tema de rap, de mi próxima primera maqueta, ‘Paz de Pez’)

Mentes haciendo bukkakes con Matías Prats,

tras el conocimiento vacuo cruzan las esquinas,

espinas de gato no alcanzan tu cerebro

y por eso no maúllas, aunque te den patadas,

caladas sin suerte en el Horno lanzan misiles de rimas

y todas las vírgenes, sordas están,

al carpintero, llorando solo, no le dejan tener Mula,

con la que descargarse.

Se tejen las redes debajo y arriba sólo tijeras,

nadie exagera cuando apunta a su nuca,

nunca dí no a la violencia si sólo te escupen,

que no se esperen un buen comportamiento,

cuidado con el perro, que no te muerda

inútiles canes que se creen autoridad

y sólo son la última gota, la más cercana,

de esta lluvia con la que nos mean

que sólo hace que elevar la rabia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s